El lento proceso de paz en el Este de la República Democrática del Congo

La firma de dos acuerdos de paz, desde finales del 2.007, ofrecen algo de esperanza para poner fin a más de una década de violencia en el Este de la República Democrática del Congo. Sin embargo los enfrentamientos continúan y todavía no parece haberse encontrado una solución definitiva a la presencia en la zona de milicias hutus ruandesas.

Desde que el pasado mes de enero, el gobierno congoleño y los principales grupos rebeldes firmaran un acuerdo de alto el fuego, la tregua se ha incumplido repetidamente en la rica e inestable región de Kivu Norte y el número de desplazados ha aumentado. El alto el fuego tan sólo es uno de los principales acuerdos del “compromiso” firmado el 23 de enero en Goma, la capital de Kivu Norte, dónde hay cerca de 850.000 desplazados.

A pesar de algunos progresos en las previsiones del acuerdo de Goma, tan sólo se ha conseguido una reducción -no el cese total- de la violencia, y la crisis humanitaria no ha mejorado apenas. En la mayoría de los enfrentamientos de los últimos meses están implicadas las tropas gubernamentales y las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR), un grupo armado hutu de unos 6.000 efectivos formado por prófugos causantes del genocidio ruandés en 1.994. La presencia del FDLR ha sido un elemento desestabilizador en la región desde entonces. Debido a su origen ruandés, el FDLR no tomó parte en los acuerdos de Goma.

Los analistas consideran que la única opción realista de terminar con el FDLR pasa por una combinación de negociaciones políticas y presiones económicas junto con presión militar del ejército congoleño y las fuerzas de paz de la ONU. Evidentemente Ruanda también tiene un papel que jugar en este proceso.

Los pocos avances en el acuerdo de Goma han cristalizado en un calendario para el regreso de los desplazados internos, el desarme, la desmovilización y la reintegración de los grupos armados. Para algunos de los implicados el proceso es lento y consideran que es además una cuestión de intereses en la que muchos se niegan a ceder su parte del pastel en una zona tan rica en recursos naturales como el coltan y el oro.

Para más de 60 ONGs los logros alcanzados desde la firma del acuerdo de Goma son inexistentes. De hecho, el pasado mes de abril lanzaron un llamamiento conjunto (ver texto en inglés) a todos los agentes implicados, incluida la ONU, para abordar una implantación efectiva del compromiso de paz que acabe con el sufrimiento de cientos de miles de personas.

Información extraída de IRIN News.

Ver noticias relacionadas:
Desastre humanitario en la República Democrática del Congo.
Acuerdo de paz para la República Democrática del Congo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: