Los Objetivos del Milenio y el estigma del fracaso africano

Los criterios de referencia utilizados en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de las Naciones Unidas no son representativos de los progresos realizados por los países africanos y contribuyen a crear un estereotipo internacional de “fracaso africano”. Esto es lo que recoge un estudio presentado la semana pasada por la Institución estadounidense Brookings.

Según William Easterly, autor del estudio y profesor de la Universidad de Nueva York, los Objetivos se han convertido en un mecanismo que transforma las buenas noticias sobre África en malas noticias.

La investigación señala que la ONU estableció los Objetivos como una serie de marcos de referencia para medir el progreso mundial, no de países o regiones aisladas. Sin embargo, es así como se están aplicando actualmente. De hecho, el informe del 2007 sobre África recoge que “en el ecuador para lograr los Objetivos del Milenio, el África Subsahariana no está en el camino de alcanzar ninguno de los Objetivos”.

De acuerdo con Easterly, esta conclusión no considera los diferentes niveles entre los países. Además, los patrones de referencia establecidos por los Objetivos suponen desafíos desproporcionados para los países más pobres frente a los que parten en una situación más ventajosa.

Según el estudio, un ejemplo es el segundo Objetivo que reclama el logro de la enseñanza primaria universal. Los progresos de África en este sentido, deberían ser presentados como un incremento porcentual de la escolarización y no como un Objetivo absoluto.

Los expertos como Easterly, consideran que los actuales referentes perpetúan la negativa imagen del desarrollo en África. De hecho, medir el progreso por regiones usando estos indicadores puede tener consecuencias reales en el sentido de desalentar a los líderes africanos, a los activistas y los inversores privados.

Esta consecuencia inesperada puede ser perjudicial, de ahí que el estudio de la Institución Brookings pretenda ser un llamamiento a la comunidad internacional para que se replantee como se están midiendo los Objetivos y para que además se consideren otros factores como el desigual campo de juego entre los distintos países.

Tal y como afirma el autor del estudio: “Se le está pidiendo a África algo que no tiene precedentes históricos. Es una buena forma de convertir los logros en fracasos.”

Información extraída de IPS News.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: